Stop Obsesion: campaña contra la anorexia, bulimia y obsesión por la imagen Tú eres más que una imagen

En la actualidad: los medios de comunicación

¿Hasta qué punto nos creemos todo lo que se reproduce en los anuncios y la publicidad? ¿La imagen que éstos nos presentan es la real, aunque nos quieran imponer esta imagen como normal? A continuación vamos a introducirnos en el mundo de la publicidad, de la televisión, de las revistas juveniles y del mercado montado alrededor de la estética, para comenzar a pensar y a reflexionar sobre cómo queremos ser y cómo quieren que seamos.

la televisión:

mando de tvHoy nadie duda de la importancia que tiene la televisión en la vida de las personas, por eso se afirma que es uno de los principales agentes de socialización. Además, cuando somos pequeños (y no tan pequeños) su influencia es mucho mayor, ya que estamos en una etapa donde todo lo aprendemos e interiorizamos. Así, el número de horas al día que l@s niñ@s ven la televisión es de 2 a 2,5 horas ¡nada menos!

Verás que muchos de los valores que se resaltan en los programas que ponen en la tele, están relacionados con la competitividad, la violencia y el consumo. ¿Te has parado a observar el tipo de programas y series que se emiten en el horario “protegido”, es decir, de 6 de la mañana a 10 de la noche?.

Cuando volvemos del colegio o del instituto por la tarde, y ponemos la televisión, el tipo de programas que podemos ver es el siguiente:

  • Telenovelas: en las que la belleza, poder, éxito, riqueza y bondad van en un solo pack. El atractivo físico de los personajes se ve como única salida para que la protagonista, normalmente de una clase social baja, pueda aspirar a conseguir al galán, de clase social alta, y poder ser feliz.

  • Series juveniles: en las que la mayoría de l@s modelos que aparecen cumplen el canon de belleza que se impone en la actualidad. L@s protagonistas, chicos y chicas jóvenes, se convierten en prototipos ideales para l@s menores.

  • Shows: que presentan algunos temas y problemas que no están demasiado adaptados a la edad de los espectadores que pueden estar viéndolos.

  • Concursos: cuyos presentadores continúan marcando la tendencia dentro de la cultura de la delgadez y la estética en la que estamos inmersos. Todos siempre tan peinados, tan elegantes, tan maquillados y tan atractivos, nos pueden hacer pensar que lo normal es estar así de estupendo/a durante todo el día.

  • Magacines: en los que se tratan diversos temas de actualidad, desde noticias informativas hasta las últimas novedades en el mundo del corazón.

  • Anuncios publicitarios: cuyo objetivo, por supuesto, es estimular el consumo en el espectador/a. En ellos se puede ver de forma clara cómo el canon de belleza actual (mujeres y hombres jóvenes, altos, delgados, con cuerpos atléticos en el caso de ellos y sensuales si hablamos de ellas), parece un requisito indispensable para alcanzar la aceptación social y el éxito. Se anuncie lo que se anuncie, los/as modelos que se utilizan para los spots publicitarios difunden, de forma encubierta en muchos casos, la importancia de la delgadez en esta sociedad actual.

Te invitamos a que te conviertas en un crítico televisivo y que evalúes l@s modelos que aparecen, tanto en la televisión como en la publicidad. Al margen de los valores que estos programas y anuncios transmiten, fíjate en cómo son los personajes, en su imagen y piensa si esa es la realidad que vivimos.

Lejos de convertir a la televisión en la herramienta educativa que podría ser, ya que su potencial dentro de la comunicación y el aprendizaje es enorme, este medio de comunicación se ha constituido como un mero aparato de ocio que, en lugar de fomentar la capacidad crítica de los espectadores, nos sumerge en un mundo en el que lo importante es el consumo y la imagen de la persona.

las revistas:

revistas antiguasSeguro que si te paras a pensar un momento, conoces muchísimas revistas que leen actualmente l@s adolescentes de nuestro país. Este tipo de revistas juveniles  se han convertido en lectura habitual de l@s más jóvenes, principalmente chicas,  y muchos de los consejos y valores que fomentan son asumidos por este colectivo como algo inamovible.

Una vez analizados algunos de los ejemplares de este tipo de revistas, las secciones que se pueden encontrar y en las que se dividen los contenidos que intentan transmitir son principalmente las siguientes:

  • Ídolos adolescentes: pósters, entrevistas, reportajes, consejos de los principales ídolos de moda. Jóvenes muy atractiv@s físicamente, que suelen pertenecer al mundo del espectáculo (televisión, música, cine…) Tod@s ell@s, como es de suponer, presentan esa imagen ideal que se vende en todos los medios de comunicación ¿Hasta qué punto te apetece ser como ellos/as?. ¿Es la fama realmente una fuente de felicidad inagotable, que hace desaparecer todos los problemas? Eso parece…

  • Secciones en las que participan los/as lectores/as: en estas secciones se cuentan diferentes experiencias que han vivido los chicos y chicas que leen estas revistas, al igual que se fomentan los espacios de consulta en los que ést@s pueden realizar diversas preguntas sobre problemas que hayan tenido o dudas que no sepan solventar. Títulos como “Mi primera vez”, “Vaya marrón”, “Tierra trágame”, “Dudas existenciales”, “Belleza consultorio”, “Cuenta con Carol”…

  • Artículos sobre la belleza: secciones en las que se aconseja, principalmente a las chicas, sobre cómo estar guapa para gustar. La mayoría de las veces, esa belleza se identifica plenamente con el atractivo físico y se basa en el uso de productos de belleza, cosmética y la compra de ropa para poder estar atractiva y dispuesta para ligar y ser querida. Además, se promueve también la práctica de ejercicio físico (cuanto más nuevo y raro mejor) y las dietas y secretos de algun@s famos@s para mantenerse en forma.

  • Test: “¿Eres una cagada?”, “Tu chico ideal, según tu carácter”, “¿Eres un poco fantasma? (dirigido a chicas)”, “¿Tienes suerte?” (también dirigido a las féminas), “Así eres según en qué te fundes la pasta”... Estos títulos tan sugerentes son algunos de los que anteceden a la serie  de preguntas que se les hace a las lectoras, para que sepan cómo es su personalidad o si tiene posibilidades de conseguir al chico que les gusta.

  • Artículos eróticos y sobre sexo: en los que el físico de la persona constituye el pilar básico para conseguir los objetivos que se plantean en estas secciones. En ellas, los estereotipos de género, es decir: lo que se piensa que tiene que hacer una chica o un chico por el simple hecho de serlo, están muy marcados. Además, la mujer se perfila como ese objeto de deseo que debe esforzarse constantemente para atraer al hombre.

  • Anuncios: entre todas estas secciones, los anuncios publicitarios juegan un papel muy importante. Normalmente, los productos que se promocionan en este tipo de revistas están muy relacionados con el mercado de la belleza, la moda y las nuevas tecnologías (bajar tonos para el móvil, adquirir fondos de pantalla para el ordenador, etc).

En definitiva, los objetivos de este tipo de revistas, tal y como se cita en algunos apartados del “Análisis crítico de revistas para niños y preadolescentes”, realizado por la Asociación Plaza del Castillo de Usuarios de Medios de Comunicación y el Servicio de Consumo del Gobierno de Navarra, se podrían resumir en los siguientes puntos:

1Dirigirse a un público eminentemente femenino, ya que las niñas preadolescentes (12- 14 años) y adolescentes (14- 18 años) se perfilan como grupos potencialmente consumidores.

2Promocionar diversos productos a través de la publicidad, tanto directa como indirecta. Se fomenta entre los/as menores la convicción de que es imprescindible gastar para divertirse y obviando la existencia de otro tipo de ocio alternativo aparte del consumismo.

3Perpetuar el uso de un lenguaje muy pobre para que sus lectores/as puedan sentirse identificados con lo que leen.

4Fomentar una imagen y unas expectativas que se alejan en ocasiones de lo que se entiende por saludable. Muchos productos de belleza anunciados en estas revistas, lejos de preocuparse por lo necesarios o no que puedan ser para los/as jóvenes, promueven únicamente el uso y la compra de los mismos.

¿qué papel juega la publicidad?

En la creación y difusión de este ideal de belleza del que venimos hablando, la publicidad tiene un papel primordial. Se trata de una estrategia con un gran impacto social que influye flormucho en las motivaciones y necesidades de las personas. Está creada para persuadir y, como tal, puede influir en nuestra percepción de belleza.

Desde que nos levantamos por la mañana, recibimos mensajes publicitarios que influyen en nuestras actividades cotidianas: determinan qué ropa vestimos, que bebemos, cómo divertirnos… Influyen en nuestras decisiones sin que muchas veces seamos conscientes de ello.

Todos somos vulnerables a la publicidad, sin embargo este efecto es aún mayor cuando todavía estamos creando nuestra propia opinión de las cosas, es decir, cuando estamos formándonos como personas. En esta situación estamos más indefensos frente a los mensajes que recibimos de la publicidad.

dineroLa publicidad contribuye a que se asocie delgadez con belleza, elegancia y aceptación social, ayudando a crear y reforzar un estereotipo social, o idea que se asume como normal y válida para todos los miembros de una sociedad. Los anuncios presentan imágenes de personas que no corresponden con la realidad, y al comparar nuestra imagen con la de estos modelos es cuando nos sentimos insatisfechos con nuestro cuerpo.

Por todo esto es importante entender cómo funciona la publicidad y saber que en los anuncios se asocia la marca del producto con una determinada imagen.  La publicidad es un medio creado para persuadir y su objetivo es comunicar los beneficios de un producto y lo puede hacer asociándolo, de manera encubierta, con aspectos como el éxito social, la belleza, la juventud, la felicidad, etc.

Cada vez que veas un anuncio, pregúntate: ¿necesito lo que me quieren vender?, ¿qué es lo que me intentan transmitir?

Recuerda: la publicidad nos transmite muchas veces que “una imagen vale más que mil palabras” pero lo que debes pensar es que “TU ERES MÁS QUE UNA IMAGEN”.

Logotipo de Protegeles Logotipo de la Unión Europea